Consejos útiles

¿Cómo abrir y limpiar la ostra?

Nuestro experimentado equipo de editores e investigadores contribuyó a este artículo y lo probó para su precisión e integridad.

Un equipo de administradores de contenido monitorea cuidadosamente el trabajo de los editores para garantizar que cada artículo cumpla con nuestros altos estándares de calidad.

Quitar las ostras frescas del caparazón es un proceso inteligente de penetrar el caparazón y quitar la carne sin perder el néctar de ostras, el delicioso jugo que contiene. Para penetrar en una carcasa duradera y obtener su contenido jugoso, necesita manos fuertes y los instrumentos adecuados. Aprenda cómo elegir las ostras, qué técnicas existen para extraer las ostras de las conchas y cómo usarlas adecuadamente cuando ya están sin cáscara.

¿Cómo elegir?

Al comprar ostras, asegúrese de prestar atención a su apariencia. Estudie cuidadosamente la información indicada en el paquete. La etiqueta debe indicar la variedad, el origen de los moluscos, sus condiciones de almacenamiento, peso y vida útil. Si no hay tales datos, es mejor no comprar el producto. Las ostras se pueden verificar utilizando los siguientes métodos de verificación.

  • No debe haber astillas ni grietas en los fregaderos. Las ostras de calidad en el hogar tienen manchas claras (no indican la edad, sino el hábitat) y un agradable tono de nácar. Si el daño es visible en los bordes o los marcos tienen una estructura heterogénea, es mejor no comprar esas ostras.
  • Las aletas de ostras deben estar bien cerradas. Si los sumideros están entreabiertos, debes golpearlos. Un molusco vivo responderá instantáneamente al movimiento golpeando los postigos. Si permanecen abiertos, tal almeja no es adecuada para la comida.
  • Las ostras de calidad son pesadas, ya que contienen jugo de ostras en su interior. Si son livianos, entonces el líquido se ha filtrado y estos moluscos ya están muertos. Cuando se usa como alimento, puede ocurrir una intoxicación tóxica grave.
  • Si te tocas con los proyectiles, oirás un sonido sordo, como cuando golpeas piedras. Este síntoma es característico de las ostras vivas.
  • Las ostras más deliciosas están "durmiendo". Se colocan en un acuario con agua salada, cuya temperatura se mantiene a un nivel no inferior a 4 grados. Los mariscos permanecen viables en el agua de mar incluso antes de los seis meses. Se pueden vender en bolsas especiales en toboganes de hielo o en paquetes donde están en una colcha de algas.
  • Los productores pueden abrir ostras y venderlas enlatadas en escabeches. Debe leer cuidadosamente la información en la etiqueta. Una señal clara de la inadecuación del producto es un líquido turbio en el interior o una tapa de lata hinchada.
  • Si el cuerpo del molusco es blanco y opaco, esto indica que el producto está estropeado.

Herramientas necesarias

Abrir una ostra en casa no es tan fácil como parece a primera vista. Su cuerpo está protegido de forma fiable por fuertes caparazones resbaladizos que se cierran herméticamente cuando el "enemigo" intenta penetrar en su interior. Los bordes de las válvulas son muy afilados; es fácil lastimarse si las manos no están protegidas por nada. Por lo tanto, para abrir las ostras use:

  • cuchillo corto especial con protector (limitador),
  • cuchillo de cocina duradero con bordes redondeados en la punta,
  • un cepillo de metal (en su ausencia, puede usar un cepillo de dientes viejo).

La primera opción es mucho más preferible, ya que un poderoso mango hecho de material antideslizante está unido a la cuchilla, en la que se monta un tope especial. Tan pronto como los dedos se deslizan accidentalmente hacia abajo, tropiezan con un protector que impide el corte. Los cuchillos de cocina no tienen dicho dispositivo, por lo que deben manejarse con extremo cuidado.

Para no cortarse en los bordes afilados de las alas, las manos están preprotegidas con guantes ajustados: cota de malla o algodón grueso. Necesitas una toalla: es más fácil para ellos sostener las conchas resbaladizas del molusco. Se necesita un cepillo para limpiar las aletas de arena, partículas de algas o suciedad adheridas a ellas.

Este paso de procesamiento no puede ignorarse, ya que las partículas afiladas de conchas u otros objetos extraños pueden entrar en el jugo de ostras (licor) y causar una infección o lesión.

¿Cómo abrir almejas?

Para cortar las ostras, primero enjuague las conchas bajo un chorro de agua limpia. Se les quita arena y partículas extrañas, se secan en una servilleta. Preparan un cuchillo y platos con un fondo ancho, sobre el cual ponen almejas abiertas. Pusieron hielo picado de antemano si las ostras están en el refrigerador durante varias horas antes de cocinarlas. Los invertebrados se limpian y cortan por etapas.

  1. Se pone el molusco en una toalla y se toma con la mano izquierda para que la parte puntiaguda de las conchas mire hacia la izquierda.
  2. El fregadero plano debe mirar hacia arriba, y el redondo debe mirar hacia la toalla.
  3. En el lugar donde las alas se proyectan con un extremo angosto hacia adelante, hay una "cerradura", una sección en la que hay un agujero entre los fregaderos.
  4. La punta roma del cuchillo se inserta cuidadosamente en la "cerradura", tratando de profundizarla en 1-1.5 cm. Para hacer esto, hacen un ligero movimiento de rotación.
  5. En este momento, puede sonar un clic: este es el músculo de cierre que golpea los bordes de los depósitos, no pudo soportar la presión y se "rindió" bajo la presión del dispositivo.
  6. La hoja del cuchillo se lleva a cabo cuidadosamente a lo largo de la superficie interna de la cubierta superior, cortando el músculo que se contrae.
  7. Abra suavemente la hoja plana con un cuchillo como palanca. En este momento, debe asegurarse de que el jugo en el que flota la ostra no se derrame sobre la toalla. Es él quien forma la base del plato, que no requiere tratamiento térmico del molusco.
  8. La cúspide inferior junto con la ostra y el jugo se colocan sobre la mesa y se llevan con un cuchillo a lo largo de la superficie interna de la concha para separar el molusco.
  9. Los invertebrados, junto con las aletas inferiores convexas, se colocan en un tazón ancho, en el fondo del cual se colocan los cubitos de hielo preliminarmente y se almacenan en el refrigerador hasta que se cocinen.

Sin embargo, no siempre está a mano tener un cuchillo para ostras. En condiciones de viaje, un aparato de cocina a menudo no está a la mano. Para limpiar y cortar los moluscos sin equipo especial, es suficiente llevar limón fresco con usted. Es fácil limpiar y cortar adecuadamente el molusco con jugo de limón, pero se deben observar algunas condiciones:

  1. el limón se corta en dos partes idénticas,
  2. el jugo se exprime en el orificio entre las aletas ubicadas en el lugar donde la sección más estrecha de las conchas sobresale ligeramente,
  3. Los bordes de las hojas están completamente lubricados con líquido.

Tan pronto como el jugo de limón entre en las cáscaras, se abrirán. El método no es adecuado para aquellas personas que tienen una reacción alérgica al limón o padecen enfermedades gastrointestinales: acidez estomacal, úlcera de estómago o úlcera duodenal.